Viento del Poniente

Martín Soler ha quedado noqueado. No estaba psicológicamente preparado para algo así. A las derrotas electorales se les puede sacar punta, siempre hay alguna victoria a la que apuntarse, pero a esto, tan directo, no es fácil darle la vuelta.
Soler ha tenido una brillante carrera política individual, acompañada siempre de la derrota socialista allá donde ha establecido su propia estrategia. Resultaba sorprendente que alguien que dirige un partido político de desastre electoral en desastre electoral, pudiera subir como la espuma dentro de esa misma organización.
Ahora el bulo que se ha hecho correr es que el presidente Griñán le había ofrecido no una, si no dos consejerías a elegir para seguir en el Gobierno, pero él las ha rechazado. Motivos del rechazo no se conocen. Quizá porque nunca existió tal ofrecimiento.
Es curioso que quienes difunden esa propuesta falsa a la vez digan que Almería sigue teniendo un consejero en Gobierno. Pues no.
Lo primero es que ni Almería ni ninguna otra provincia tiene porqué tener ni uno ni varios consejeros. Y lo segundo es que de ninguna manera se puede considerar a Manuel Recio ni almeriense ni andaluz. Llegó de Castilla a Andalucía hace menos de seis años de la mano del PSOE para trabajar en una empresa pública de la Junta, y tras cesar de delegado del Gobierno andaluz en Almería le mandaron a Sevilla, con lo cual da igual ocho que ochenta... quizá los socialistas sevillanos se lo anoten también en su haber ¿no?
Con estas dos premisas es obvio que los socialistas almerienses han quedado noqueados. Ellos que por medio del secretario general provincial Diego Asensio, fueron los primeros en garantizarle todos los votos de todos los delegados al congreso extraordinario a José Antonio Griñán, incluso antes de que explicara su programa político. Ellos, que tras ese congreso, y ante la evidencia de la pérdida de poder en la Ejecutiva, aseguraron que el PSOE de Almería salía fuerte y reconocido... pues va a ser que se equivocaron.
Pero siempre la gravedad de la caída depende de la altura desde donde se despeñe uno, por lo que no cabe duda que cuando se está llamado -o se cacarea eso- a ser el relevo del padrecido Chaves y se acaba en la calle, pues... jode.
Es posible que Griñán temiera a Soler, pero no lo parece, ya que los socialistas de su entorno reconocían que su líder es joven, y que por tanto podría esperar sin problemas el fin de esta legislatura, seguir la siguiente y ser el candidato a la presidencia de la Junta. Ellos tampoco se esperaban esto.
El propio Luis Pizarro, su mentor en Sevilla, le ha dejado caer sin red. Y es que su cese no ha ido acompañado de ninguna justificación oficial encaminada a salvarle la cara. Ni que lo mandan a otras responsabilidades de partido ni de la Junta... nada... sólo silencio.
Es por todo esto que la versión más creíble de todas es que ha sido el viento de la Operación Poniente quien le ha arrastrado. Cierto que él no aparece hablando con ninguno de los imputados, pero sí como conocedor de las conversaciones de sus adláteres Diego Asensio y Juan Antonio Segura, y que aunque puedan contarnos a nosotros -ciudadanos en general y periodistas en particular- la historia que quieran, es lógico que Griñán les haya pedido explicaciones sobre hasta qué punto es verdad el contenido de las conversaciones publicadas y contenidas en el sumario de la Operación Poniente.
Es comprensible que Griñán haya pensado que cómo van a ganar en El Ejido si le piden al PAL que les ponga el candidato, o si mañana el senador socialista Asensio no tendrá que sentarse ante un juez para aclarar si avisó al imputado José Alemán de que en octubre sería la Operación Poniente... y así un montón de cosas más.
Ya digo, no es lo que a nosotros nos cuenten, es lo que el propio Griñán -nada partidario de la alianza con el PAL- les haya preguntado o no, o lo que en definitiva piense.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Rafaél Martos, como me gustaría poder leer tus líneas desde el punto de vista de la objetividad y la independencia. No es bueno no ser independiente, fijaté en tus amigos o debo decir antiguos amigos de Ejido TV. ¿Has comprobado con el interesado (Martín Soler) las informaciones que estas difundiendo? Siempre te he admirado y últimamente estas consiguiendo que no leamos tus artículo, pues cada día vienen más cargados de mensaje electoralista y partidista.

Rafael M. Martos dijo...

La gente de ETV siguen siendo mis amigos, precisamente porque allí siempre he opinado lo que me ha parecido oportuno, y casi siempre lo contrario a la línea editorial suya. Por otro lado, esto es análisis, y por tanto no tengo contrastar nada. Es cómo veo las cosas en función de lo que ocurre y dice cada cual. Y por último, esto mismo es lo que vienen sosteniendo de modo más o menos claro todos los medios de comunicación. Y respecto al partidismo y electoralismo ¿cuando artículos he escrito a favor del PP? Búscalos, querido lector.