¿Eso no se lo dijo Almansa?

Lo van buscando por las esquinas. Indignados andan en Gádor con el portavoz socialista Juan Antonio Almansa, porque no queriendo quedarse solo en la querella que le ha puesto al alcalde del municipio, Eugenio Gonzálvez, buscó a un puñado de personas que la firmaran con él. Ahora algunos se han visto retratados en la página web del PP de Gádor, y eso no les ha gustado.
¿Es que Almansa no les había contado que esto funciona así? A ver, una de las garantías judiciales es la transparencia y la publicidad del sistema, y es por eso el juez puede declarar el "secreto de sumario" o puede decretar el secreto de algunas de las actuaciones, pero por principio, todo es público.
En resumen, que a estas alturas y en aras a la mencionada transparencia y publicidad, lo que resulta sorprendente no es que los firmantes de la querella aparezcan publicados, si no que sea el propio querellado quien no tenga constancia oficial de la misma (ayer mismo el propio Gonzálvez me lo confirmaba).
Es una garantía del justiciable conocer tanto de qué se le acusa como quién le acusa. Estos datos son tan públicos que sus nombres llegaron a los medios de comunicación directamente desde el Tribunal Supremo. Llegaron a todos los medios, y una cosa es que algunos decidieran poner sólo a Almansa por ser el más conocido, y otra muy distinta es que los demás nombres no puedan salir. Claro que pueden salir, como el de Almansa, ni más ni menos.
No menos llamativo es que el escrito dado a conocer por el Supremo se refiere sólo a la "competencia" que tiene para recibir este asunto, habida cuenta de que Gonzálvez es senador, y hasta si le reclaman judicialmente una multa de tráfico, es el Supremo quien tiene que verlo. En él nada más se dice ni se supone, ni se imputa ni se acusa. Nada. 
Pero también deben saber los firmantes la responsabilidad que tienen cuando toman la decisión de poner su nombre en una querella como denunciantes. En el supuesto caso de que el asunto sea desestimado porque el contenido de la denuncia sea inveraz, o el denunciado sea absuelto, éste, el denunciado, podría ponerles otra querella por el delito de denuncia falsa, que está fuertemente penado.
A esto también podría añadirse la posibilidad de establecer posibles acusaciones por injurias y calumnias, ya que en este caso concreto queda absolutamente clara la motivación de la denuncia desde el punto de vista político.
El presunto delito del que se acusa a Gonzálvez fue previo a las elecciones europeas, pero se espera para su presentación a la campaña electoral, como también se hace con aporte gráfico de la interposición de la misma. Se da además otra circunstancia, y es que los denunciantes esperan a ese momento para llevarla a efecto cuando han tenido mucho tiempo para hacerlo, pero... no ha habido convocatorias electorales antes. El interés de causar daño a su imagen pública parece una evidencia, y eso podría ser considerado también un delito.
Pues sí, a todas estas cosas puede acabar dando lugar firmar una querella contra alguien. Por eso no sorprende que anden buscanco a Almansa por las esquinas... para que se lo explique a todos y cada uno.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Señor Martos, los 21 firmantes no les molesta que sus nombres aparezcan en internet o en los medios, saben perfectamente a lo que se enfrentan desde el mismo dia que firmaron. Pero no se si usted compartirá la idea de dar sus nombres acompañados de "apodos""motes" y referencias a familiares que nada tienen que ver con la firma. Porsupuesto que el PP de Gádor se comerá otro juicio por el daño moral que está causando a familiares de los firmantes con motes y que no han firmado nada. Respeto su opinión, pero si su medio es un medio de comunicación objetivo, espero que si la justicia da la razón a los socialistas gadorenses, publique la noticia de la misma manera que la haría si el imputado fuese socialista.
Nada mas. Un saludo.

Rafael M. Martos dijo...

Pues por supuesto que publicaremos lo que haya sobre este tema. Le reconozco que no me parece acertado publicar la totalidad de los nombres... pero no es delictivo, y tampoco me parece acertado ponerle los apodos... pero tampoco lo es ya que ni tan siquiera son insultantes. Espero que me tenga informado de como discurre este asunto. Gracias a usted.