Diario de campaña indignadísimo (13)

Indignadísimo, sí. Indignadísimo por que dosmil, tresmil, cuatromil, cincomil, seismil, o sietemil personas se creen la "asamblea nacional" sencillamente porque están en la Puerta del Sol de Madrid.
Indignadísimo, sí, porque mientras los periodistas podemos entrar e informar de lo que pasan en las sesiones de las Cortes Generales, de los Parlamentos, de las Diputaciones y los Ayuntamientos, las asambleas en la Puerta del Sol no permiten la presencia de periodistas.
Indignadísimo, sí, porque apalean a periodistas y les insultan sencillamente porque trabajan en medios de comunicación que tienen una línea editorial crítica con la movilización.
Indignadísimo, sí, porque mientras critican la democracia representativa ellos la están ejerciendo ya que no hacen asambleas generales.
Indignadísimo, sí, porque no he visto entre los manifestantes ni una sola pancarta pidiendo trabajo y hay más de cinco millones de parados.
Indignadísimo, sí, porque ante el mundo se está dando la imagen de que el sistema democrático español es equiparable al de Túnez o Egipto.
Indignadísimo, sí, por muchas cosas, también por un sistema electoral injusto que perjudica a partidos como Izquierda Unida o Partido Andalucista y beneficia a otros como CiU y PNV, pero también indignadísimo porque las minorías condicionen las decisiones de la mayoría logrando un poder muy alejado de su representatividad social.
Indignadísimo, sí, por unas personas que han convertido la tarea política en clase social en la que se entra pero no se sale si no es voluntariamente, y porque para entrar en ella no hace falta tener ni preparación académica ni capacidad intelectual, basta con estar a lo que te manden.
Indignadísimo, sí, porque la democracia no es votar cada cuatro años, pero cuando algún gobernante pone en manos de los ciudadanos decisiones, éstos se dan la vuelta y pasan.
Indignadísimo ante le incumplimiento de la ley en la Puerta del Sol sin que actúen las Fuerzas del Orden o los "cuerpos represores del Estado".
Estoy indignadísimo, porque lo estoy por las mismas razones que ellos y también lo estoy contra ellos.
Tengo más indignación pero no me da la gana seguir contándoselo a todo el mundo. ¡Hala!

2 comentarios:

Paco dijo...

No voy a hablar de lo que pasa en Madrid porque no estoy allí (y le recuerdo querido periodista que usted tampoco). Voy a hablar de lo que hay aquí, en su ciudad, en la mía.
Aquí nadie se cree la "asamblea nacional" es una asamblea ciudadana NO HABLA EN NOMBRE DE NADIE salvo de los que EN ESE MISMO MOMENTO están reunidos. Se ha permitido la participación de cualquiera que lo desee. Anoche también se oyeron comentarios críticos contra el movimiento por el megáfono.
Todos los periodistas que han pasado por allí han sido atendidos y han tenido la libertad de grabar todo lo que han querido. Incluso a horas intempestivas en vez de en las asambleas.
El sistema español no es equiparable al de Túnez o Egipto, la imagen es la que transmiten los medios, nosotros nos manifestamos, si ellos nos quieren comparar adelante. Pero no tienen nada que ver unas protestas con otras.
Menciona que cuando el gobernante pone en manos de los ciudadanos las decisiones estos pasan. ¿Qué decisiones se han puesto en manos de los ciudadanos? Yo he tratado de participar en varias de las escenas políticas (representación de estudiantes, colaboración ciudadana) y nunca nadie me ha hecho caso. Han buscado mi voto y mi aquiescencia pero no mis propuestas e ideas.
Dice usted que no se protesta contra el paro, de nuevo le informo que este es uno de nuestros temas capitales, por favor, infórmese directamente.
El tema de la legalidad o ilegalidad de las manifestaciones son cuestiones jurídicas (pues ya está interpuesto el recurso al constitucional) y por tanto no voy a entrar en ellas.

En cualquier caso, me alegra ver que también usted está indignado. Le invito a que pase y se informe DIRECTAMENTE (ya es usted responsable de un medio de comunicación). Yo mismo me ofrezco a mantener una conversación con usted, pero no en calidad de portavoz, pues en la Asamblea de Almería tampoco tenemos portavoz oficial, sino como activista del movimiento.
Un cordial saludo y le invito a usted y a sus lectores participar en la asamblea de forma activa o al menos a escuchar de primera mano lo que pasa.

Rafael M. Martos dijo...

No hablas de Madrid, pero sabes lo que pasa en Madrid, y aquí se monta esto porque se monta en Madrid ¿o no? Efectivamente no hablo de Almería ¿entonces a qué viene darse por aludidos? Ejemplos: ¿cuantos padres participan en las elecciones en los consejos escolares? ¿cuantos vecinos forman parte de las asociaciones vecinales? ¿cuantos militantes tienen los sindicatos? Son tres esferas distintas de participación en las que no se implica la ciudadanía. El trato a los periodistas es distinto claro, aquí más o menos nos conocemos y nos respetamos por ese motivo, en Madrid es más anónimo y ahí está lo que ocurre. Como digo, yo también estoy indignado, mucho, y también estoy en contra de este sistema electoral (por ejemplo) y por eso lo tengo en cuenta cuando voto (que no suelo hacerlo). Por supuesto defiendo el derecho de todo el mundo a manifestarse con respeto, pero también hay que cumplir la ley y si el sábado y el domingo no se puede... a casita. Y a votar indignados, como lo haré yo, cada cual a quien crea que puede cambiar las cosas.