EXPOAGRO: Balanceados


Cuando todos los años los balances sobre Expoagro son excepcionalmente buenos a juicio de la Cámara de Comercio -entidad organizadora- pues lo lógico sería entender que las cosas se han ido haciendo del modo correcto siempre. Pues no.

En esta ocasión la Cámara de Comercio reconoce que ha impreso un giro de 180 grados a la organización del evento... y prevé uno de 360 grados para la próxima edición. Muchas matemáticas son esos "grados". Según desde donde se midan los grados, eso supone que, o el próximo año será como en 2007, o que será como este, en cuyo caso no hay que moverla 360 grados si no dejarla como está.


Esta edición ha marcado un punto de inflexión y se prevé un giro mayor, ya de 360 grados para la edición de las bodas de plata, y sobre la que la Cámara de Comercio ha empezado ya a trabajar y perfilar.

Expoagro llevaba demasiado tiempo en la indefinición, pero tampoco parace que en esta ocasión se haya logrado afianzar una idea clara de qué es. O se trata de un escaparate en el que distintas empresas de todo el mundo relacionadas directa o indirectamente con el sector agrícola, se reunen para enseñar a los agricultores almerienses qué novedades hay (y es que si algo es el campo en esta tierra es innovador); o se trata de mostrar al mundo qué ofrece Almería en cuanto a producción.

En el balance oficial de Expoagro siempre falta un dato fundamental, y es en qué se traduce la visita de las empresas extranjeras y los cientos de contactos presuntamente tenidos. Y volvemos a lo mismo, no está claro si es para vender o para comprar.

Se afirma en líneas distintas que ha sido una feria "más profesional" y que el "agricultor ha tenido mayor protagonismo", como si los agricultores no fuera profesionales de lo suyo. Y es que en el detalle de los encuentros (¿qué es un encuentro?) desarrollados se nos habla de empresas:


1.- Puntos de encuentro para transferencia tecnológica entre agentes del conocimiento (Centros Tecnológicos, Universidad, etc) y empresas: más de 400 citas programadas antes de su inicio

2.- Puntos de encuentro de internacionalización con compradores de empresas de diferentes países (Estados Unidos, Reino Unido, Hungría, Chequia, Alemania, Rusia, Méjico, Argelia, Túnez, etc) y empresas españolas con más de 150 citas programadas

3.- Puntos de encuentro comerciales entre empresas españolas, donde han participado más de 70 empresas y se han programado más de 250 citas. El perfil de empresas participantes ha sido mayoritariamente de empresas tecnológicas y de consultoría, productoras de la industria auxiliar de la agricultura, comercializadoras y transformadoras agrícolas, agricultores y de servicios

¿Donde están los agricultores en todo esto?

Conste que la pregunta no es una crítica a Expoagro ni a su organización, sencillamente que resulta cuando menos sorprendente que se mencione el protagonismo del agricultor cuando en resumidas cuentas, todo el discurrir de la feria es entre empresarios y técnicos.

En esta ocasión la implicación de las organizaciones agrarias en Expoagro (¡es increíble que no hubiera ocurrido antes!) podrá conseguir que en el futuro responda más a sus necesidades.

1 comentario:

Sayonara dijo...

¿Acaso los agricultores no son empresarios? Muchos lo son por partida doble:
En primera instancia en tanto que agricultores y gestores de una importante cantidad de recursos: inversión, mano de obra, suministros, etc. En este sentido nunca he visto a un comerciante decir que no es empresario.
En segunda instancia en tanto que pertenecientes a una cooperativa, que o es sino una forma de empresa.
Por lo tanto, no tiene porque ser una contradicción lo que dice la Cámara, aunque creo que se refieren (ellos también) al espacio que se dedicó al producto nada más cruzar la puerta de entrada (unos 500 metros y dos barras).
En cuanto a lo de los grados, totalmente de acuerdo contigo, 360 es volver al mismo punto en el que se está. Desde mi punto de vista Expo Agro es una víctima más de la globalización de la economía y de la bobalización de los agentes económicos, que no son capaces de darse cuenta de que el mundo a cambiado, a pesar de ellos.
Un saludo.